Ciudad de Puno

Puno se ubica al sureste del Perú, en la Meseta del Collao. En este departamento se ubica el lago más alto del mundo: el Titicaca. Cuenta con unidades geográficas como los andes, que representa aproximadamente el 70% de la superficie departamental y está conformada por el altiplano, laderas, áreas intermedias y la cordillera. La selva, que representa el 25% de su territorio, es poco habitada y está escasamente integrada a la economía departamental. El clima de la región es frío y seco, con una estación lluviosa de 4 meses. En la selva el clima es templado-cálido. Los recursos hídricos están constituidos por el Lago Titicaca, 50 lagunas y más de 300 ríos. Existe además un importante potencial de aguas subterráneas.

El principal atractivo turístico de Puno es el Lago Titicaca, ubicado en la Meseta del Collao. Es el lago navegable más alto del mundo, con 193 km. de largo y 64 km. de ancho, con una profundidad máxima de 300 mts. Sus aguas ofrecen una gran riqueza ictiológica. Tiene un grandioso y severo paisaje, los impresionantes nevados de la Cordillera Real le confieren una atmósfera de misterio. Se dice que los Uros, pueblo de gran fortaleza física que habita sobre las islas artificiales de totora, son descendientes de la raza más antigua del mundo.

Algunos monumentos dignos de destacar son La Catedral, El Balcón del Conde de Lemos, el Arco Deustua, la Pinacoteca Municipal, El Museo Dryer y el Museo de Arte Popular. A 30 kms de Puno, capital del departamento, se encuentran las Chullpas de Sillustani, que fueron tumbas de los jefes hatuncollas (hombres grandes), y muchos otros vestigios de antiguas culturas que habitaron la región.
Se puede decir que el Departamento de Puno siempre fue leal al Perú, buscó siempre ser un factor de armonía con nuestros hermanos bolivianos en procura de un uso racional y equitativo de los recursos del Lago Titicaca.

Fue sede del movimiento de la civilización altiplánica del Titicaca, donde se organizó el más antiguo centro urbano de esa región llamado Pucará, con una arquitectura monumental, escultura y cerámica valiosa. Allí culminó toda la etapa previa de domesticación de plantas y animales altoandinos y se forjó lo que sería luego la civilización de Tiahuanaco.

Antes de Pucará apareció la Cultura Qaluyu, hacia 1,000 a.C., emparentada con Marcavalle del Cusco y conectada con Paracas de Ica.

Desde esa época comenzó la construcción de grandes edificios en forma de pirámides alargadas y truncas, que luego caracterizarían a Pucará. Aproximadamente hacia el 200 a 300 d.C., Tiahuanaco comenzó a desarrollar su época clásica, coincidiendo con la declinación de Pucará, desde entonces, Puno pasa a depender de esa cultura, cuyo centro estaba al sur este del Lago Titicaca.

Al descomponerse Tiahuanaco entre los siglos XII a XIII, se forman varios reinos independientes: Los Collas, con centro en Hatuncolla y Sillustani; los Lupaca con centro en Juli y Chucuito, con notables asentamientos como el de Cochacacha; y los Pacajes, alrededor del Desaguadero. Son especialmente notables las Chullpas de Sillustani y los templos de Pucará. La mayor parte de las Chullpas pertenecen a la Época Inca, cuya conquista se produjo hacia comienzos del siglo XV. Según la leyenda, el Lago Titicaca fue cuna de la Civilización Inca.

En la Época de la Conquista, los españoles (entre ellos Francisco Pizarro) se establecieron en el Cusco dadas las riquezas que tenía la región del Collao. En la Época de la República (1,825) se recuerda la visita del Libertador Simón Bolívar, quien fue recibido con el histórico elogio de Choquehuanca  con los años crece nuestra gloria como crece la sombra cuando el sol declina.

ir arribaIslas del Lago Titicaca

Islas Flotantes de los Uros

Desde la ciudad de Puno, a 40 minutos por lancha se encuentran a las Islas Flotantes de los Uros. Los Uros constituyen uno de los atractivos más singulares del turismo mundial: Son islas flotantes, construidas por una densa vegetación de totora y llachu, llamado también Khili; para su conservación se realiza el tejido de la totora cada tres meses, siendo esta la forma de evitar la desintegración del piso.

La población Uros es una sociedad que se dedicó a la caza y la pesca antiguamente, hoy en día conservan sus costumbres, por la afluencia de turistas han incrementado labores como; disecar animales (aves y peces), construir balsitas de totora, elaboración de tejidos y tapices (artesanía). Sus casas son construidas  con esteras de totora  y  techados con el mismo material o calamina. Los Uros están protegidos por la Reserva Nacional del Lago Titikaka.

Isla Taquile

Desde la ciudad de Puno, a dos horas y 30 minutos en lancha se encuentra el pueblo de Taquile, sobre la cima  de la isla, a 4,050 m.s.n.m. y  a 240 mts. Sobre el nivel del lago. Lo más remarcable de la isla es la destacada  etnicidad de sus habitantes  de habla quechua, manifestado en sus originales vestidos  y sofisticados tejidos, estas prendas conservan  muchas reminiscencias  de tiempos pre-colombinos tanto en su calidad diseño y simbología. TAQUILE, es una Isla de gran interés paisajista y cultural, cuyos  habitantes se dedican a la agricultura, artesanía y pesca principalmente.

Los  lugareños continúan viviendo de acuerdo a sus antiguas tradiciones y leyes Incas: con manifestaciones costumbristas, rituales religiosas y folklóricas.

El matrimonio (sirvinacuy), el pago a la tierra (Pachamama), sus dioses tutelares (Apus) del bien y del mal. Sus restos arqueológicos pertenecientes a la cultura Tiahuanaku e inka (La visita es 3.00 horas  aprox.) 15:00p.m. retornamos a la ciudad de Puno llegando a  las 17:30p.m.

Isla Amantani

Desde la ciudad de Puno, a tres horas en lancha, arribamos a la isla de Amantani, Esta visita nos permitirá conocer las costumbres y convivir con los pobladores, será una experiencia en la que usted no será un observado sino podrá integrarse con los lugareños y tener una experiencia vivencial.
Mediante una caminata con dirección a los dos centros ceremoniales;  Pachamama y Pachatata observará bellos paisajes, costumbres alto andinas, y modo de vida
PACHATATA es el lugar sagrado  de la montaña en la cual se depositan las ofrendas rituales una vez al año.

Hacia el frente del  mismo lugar se encuentra el otro centro ceremonial PACHAMAMA, que es el lugar donde se practica las ceremonias rituales  a las deidades cósmicas y el culto a los dioses  tutelares para vivir  en armonía con la naturaleza, fuente de felicidad y prosperidad del mundo.

Después de  esta visita podrá alojarse en las casas familiares disfrutara de una cena ofrecida por las familias y peña ofrecida por los niños del lugar.

El medio de subsistencia de los Lugareños es la actividad agrícola, producen papas, ocas, cebada y los peces como  son el pejerrey, el Carachi, la trucha y el  ispi.  Su actividad textil es similar a la isla Taquile  tanto en variedad como en diseño.

ir arribaChullpas de Sillustani

En una meseta altiplánica, a más de 30 kilómetros al norte de Puno, se encuentra Sillustani, una de las necrópolis más grandes del mundo. Rodeado de un paisaje de impactante belleza, que parece resumirse en las aguas serenas de la laguna Umayo, el complejo arqueológico destaca por sus gigantescas "chullpas" (especies de torres de piedra), edificadas por collas e incas, para enterrar a sus muertos. son casi 90 y están diseminadas en un área de 150 hectáreas.

Muchas de ellas superan los 12 metros de altura y tienen un mayor diámetro en la parte superior que en la base. Todo un reto a las leyes de la gravedad y al equilibrio. Un detalle que las hace únicas en el continente.

Extraños mausoleos de edad indescifrable, aunque se presume que fueron edificados en el siglo X. Tumbas de nobles collas, morada eterna de los Hijos del Sol, quienes al dominar estas tierras, le añadirían características arquitectónicas similares a las del Templo del Sol o Coricancha, en el Cusco, y la fortaleza de Ollantaytambo, en el Valle Sagrado de los Incas.

Tiempo después, con la llegada de los españoles, los hombres del altiplano, dejaron a medio construir más de una "chullpa", como la encontrada en la zona de Ayawasi o Pucullo Cuadrado, que hoy forma parte del Complejo Arqueológico de Sillustani, nombre en lengua aymará, que traducido al castellano significa "forma de uña".